España
+1234567890
esotex@esotex.com

La dificultad de reconocer la propia incompetencia

Estudios de mercado e Investigación social

Las personas incompetentes son incapaces de reconocer su propia incompetencia. Se trata de un sesgo cognitivo (el efecto Dunning-Kruger) que explica las dificultades de asumir la necesidad de formación en los puestos de trabajo: no podemos detectar aquellas actividades para las que no poseemos habilidades.

El entrenamiento o formación en el puesto de trabajo permite la observación por una persona experta de la falta de habilidad o incompetencia en un área determinada y la posibilidad de solventar esta incoherencia. Es curioso que también ocurra el efecto contrario: hay quienes infravaloran sus capacidades cuando realmente las poseen, ya lo dijo Sócrates: “solo sé que no sé nada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *