Sólo el 25% de las ventas logran cerrarse, según la consultora BeThere. ¿Sabes por qué?: Inadecuada atención al cliente, escaso apoyo, desconocimiento del producto, fallos en la argumentación, inadecuación de estrategias, poca creatividad y compromiso, inadecuada retroalimentación…, fallos que pueden solventarse fácilmente. Vender no es fácil, A VENDER SE APRENDE.